Laura Godoy

  • Valoración Histórica de La Atividad Cineclubista

    Es importante recordar la historia de la actividad de los Cineclubes en el Ecuador, especialmente el trabajo desarrollado por El Cine Club Universitario de la Universidad Central del Ecuador (Quito 1967-1979), dirigido por Ulises Estrella, que constituyó la base para la formación de una cultura cinematográfica en el Ecuador y que dio inicio a la comprensión del Cine como factor educativo y de comunicación.  Llegó a tener dos mil socios y extensiones de su trabajo en todo el país.  Introdujo obras maestras del Cine Mundial y del Nuevo Cine Latinoamericano.  Editó dos importantes Revistas: Cine Club Universitario y Uno por Uno, Cine y Medios de Comunicación de Ecuador (11 ediciones).  Creó el Departamento de Cine de la Universidad Central. Junto con el Grupo Ukamau de Bolivia, realizó la coproducción del largometraje Fuera de Aquí, dirigido por el cineasta boliviano Jorge Sanjinés; organizó el Primer Encuentro Nacional de Cineastas en 1979, con el fin de incentivar la producción cinematográfica en el país.  Dentro de este encuentro se delegó una comisión para el impulso de los Cineclubes en todo el país, con miras a la conformación de una Federación Nacional.  Consolidó un Frente de lucha a través de la Asociación de Autores Cinematográficos del Ecuador y también  respaldó el Proyecto de creación de la Ley Nacional de Cinematografía.

    Por problemas políticos en la Universidad Central, el 25 de septiembre de 1979, finaliza sus actividades.

    Para continuar impulsando la educación cinematográfica en el país, Ulises Estrella crea el Cine Club Ciudad de Quito (1980) que  logró consolidar sus relaciones con la Empresa Privada de Cine , que facilitó  el uso de la sala de cine Colón (un espacio de difusión comercial), para funciones específicas del Cine Club.

    El Cine Club “Ciudad de Quito” y la Sección de Cine de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, en Agosto de 1981, organiza  el  Primer Encuentro de Cineastas de la Subregión Andina, en el que se plantea  el Proyecto de Ley para la Creación del Centro Nacional de Cinematografía y se toma una de las resoluciones más transcendentales, respaldar la iniciativa de la fundación de la Cinemateca Nacional de Ecuador, lo cual se concretó en diciembre de 1981.

    La Cinemateca Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, desde su fundación hasta la actualidad, es la única entidad que cuenta con un Cine Club permanente, con una programación quincenal y la apertura para un intercambio de opiniones y discusiones sobre autores y filmes, entre los asistentes.  Su política de trabajo está vinculado con postulados de la Carta de los Derechos del  Público, considerando que todos los seres humanos tenemos el derecho de acceder al arte y al enriquecimiento cultural.  Se ha preocupado por la formación y sensibilización del público, formando espectadores críticos y reflexivos, a lo largo de sus 28 años de labores.

    Con base en el trabajo fructífero que hemos tenido durante estos casi 30 años como Cinemateca, la conciencia de la importancia de la formación de públicos para la reflexión sobre el arte cinematográfico, gracias a los beneficios que he recibido como cineclubista y por último, a las expectativas y logros que hemos alcanzado como grupo iberoamericano de Cineclubes,  con el apoyo de la Federación Internacional de Cineclubes, se ha venido gestionando durante estos cinco años para que se haga realidad la creación de un Movimiento Cineclubista de Ecuador, a través de la conformación de Redes de Cine Clubes Comunitarios. Les comento la buena noticia de que tenemos dos propuestas del Consejo Nacional de Cine y de la Cinemateca Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana para formar y fortalecer las redes de cineclubes.

    Es importante valorar que el  Ministerio de Cultura, dentro de sus proyectos de educación para este año, promueve la Formación de Públicos; y,  el Consejo Nacional de Cinematografía tiene previsto presentar un proyecto de creación de redes de Cineclubes, especialmente para Niños y Jóvenes en todo el país.

    También la Casa de la Cultura Ecuatoriana,  fundada hace sesenta  y cinco años por uno de los grandes intelectuales y escritores latinoamericanos, Benjamín Carrión, y que fue constituida para que albergue el pensamiento y la creación de todos los ecuatorianos sin distingos de raza, credos políticos o religiosos, clases sociales, ha creído firmemente que la Cultura  es la expresión  de la libertad, dignidad y  creatividad de los pueblos.  Para lo cual está contribuyendo en la formación de redes con el fin de extender su actividad cultural a través de los 23 Núcleos Provinciales del país.  Una  de ellas y de la que me compete hablar, es La Red de Cines.

    La Cinemateca Nacional dirigida por Ulises Estrella (impulsor de los Cineclubles desde 1960), al ser parte de esta Institución ha decidido para este año 2010, presentar a la Junta Plenaria de la Casa de la Cultura  el Proyecto de Creación de Cineclubes en dichos Núcleos, para luego proceder a la Legalización del Movimiento Cineclubista Ecuatoriano, que estaría amparado jurídica y económicamente por la Matriz de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, con sede en Quito, puesto que esta Institución se acoge a los planteamientos de la CARTA DE LOS DERECHOS DEL PÚBLICO, también conocida como Carta de Tabor.

    Además les comento que  nuestro país está atravesando por un período de cambios positivos, que favorecen notablemente a la cultura, prueba de ello es la creación del Ministerio de Cultura, bajo el mandato del presidente  Rafael Correa, cuyo gobierno está decidido a fortalecer las instituciones públicas encargadas de fomentar su crecimiento.

    En Ecuador se está debatiendo el Proyecto de Ley de Cultura que apuesta para la constitución de un Sistema Nacional  de Cultura, concebido para garantizar la efectiva vigencia de los principios y derechos culturales” a la creación de varios institutos de cobertura Nacional:

    * El Instituto Nacional de las Artes,

    * El Instituto Nacional del Audiovisual

    * El Instituto Nacional de la Memoria Social y el Patrimonio Cultural

    * El Instituto Nacional de Bibliotecas y Archivos, y

    * El Instituto Nacional de Museos, Sitios, Monumentos y Espacios Patrimoniales

    También vale la pena recalar que en el  Área Audiovisual se han conseguido importantes logros, como la aprobación de la ley de Cine, el 3 de febrero de 2006, que constituye una conquista histórica de los profesionales del cine y el audiovisual en el país.

    El Consejo Nacional de Cinematografía del Ecuador  ha desarrollado un trabajo muy importante, basado en tres ejes de acción: Fomento de la producción de contenidos, Rescate del Patrimonio Fílmico y Audiovisual y Ciudadanía Audiovisual o Formación de Públicos.

    Es importante acotar  que, a pesar de las dificultades que han tenido que atravesar los Cine Clubes,  tanto en nuestro país como en  Latinoamérica debido a la falta de recursos; a la globalización imperante; a la falta de apoyo de los estados, existimos  promotores dinámicos que seguiremos luchando y juntando fuerzas para que  el trabajo de  los Cine Clubes sea valorado y reconocido,  ya que constituye una verdadera contribución  para la educación social.

    Para finalizar quiero presentarles un proyecto piloto del colectivo Río de la raya dirigido por Maritza Chimarro, que desarrolla actividad cineclubista para niños en los Centros educativos comunitarios de educación intercultural bilingüe de la Amazonía Ecuatoriana, que fue apoyado en el 2008 por el Consejo Nacional de Cine.

    Mi intención y la de Maritza es ampliar el proyecto para todo el país y generar el cineclub comunitario para niños, en la Costa, en la Sierra y región insular, por tal motivo estamos buscando modos para financiarlo tanto nacional como internacionalmente y darle continuidad.

    * Laura Godoy Andrade
    Coordinadora Cinemateca Nacional Ecuador.

Comente!

O que você acha?

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *


*

Pular para a barra de ferramentas