25 de maio de 2010, às 16:05h

No dia 20 de maio a equipe do Marco Civil recebeu, por e-mail, a contribuição da CAPIF, a qual reproduzimos abaixo, com a devida autorização:

Comentarios de la Cámara Argentina de Industriales y Productores de Fonogramas sobre la propuesta de un marco legal sobre la Internet en Brasil

Sr. Felipe de Paula
Chefe do Departamento de Processo Legislativo
Secretaria de Assuntos Legislativos do Ministério da Justiça-MJ

Quien suscribe el presente documento, JAVIER DELUPI, en mi carácter de Gerente General de la Cámara Argentina de Industriales y Productores Fonográficos (CAPIF), respetuosamente me dirijo al Sr. Ministro de Justicia de la Republica del Brasil con la finalidad de expresar nuestra opinión en torno al proceso de consulta pública para la creación de un “marco civil regulatorio para la Internet”.

En primer lugar quisiera agradecer la oportunidad que brinda el Gobierno de la Republica de Brasil a todos los sectores de la sociedad civil, dentro y fuera del país, para manifestar sus opiniones en torno a este asunto tan importante para los productores de grabaciones musicales en la Argentina.

El tema de la regulación legal de las actividades económicas y de comunicación que se llevan a cabo por medio de la Internet, es muy complejo y no solo involucra intereses de las empresas que prestan el servicio de acceso sino que afecta derechos de terceros que corresponden al público usuario y a los productores de los contenidos que son transmitidos por medio de redes de telecomunicaciones.

Debido a la importancia que tiene Brasil en el contexto Latinoamericano, el resultado del trabajo emprendido por el Gobierno para generar un proyecto de ley sobre el marco civil de la Internet, tendrá impacto en el resto de la región como precedente y es por ello que nuestros asociados se encuentran interesados en expresar su opinión.

Nuestras consideraciones particulares sobre la propuesta son las siguientes:

1. Dejar a salvo todos los derechos afectados y no solo algunos de ellos: En primer lugar, así como la propuesta toma en cuenta que el derecho a la información, la educación, el acceso a la cultura y la privacidad son garantías fundamentales, es necesario que se tome en cuenta también que la mayor parte de los contenidos que se intercambian en la Internet están protegidos por el derecho de autor y otros derechos de propiedad intelectual. Creo que esta es una oportunidad muy importante para que en la parte general de la propuesta se incluya la necesaria salvaguarda de estos derechos que son vitales para que la Internet pueda funcionar en un ambiente de legalidad y respeto a los derechos individuales de los autores, compositores, artistas y productores.

2.       No puede alguno beneficiarse de una violación de derechos iniciada por él mismo: En segundo lugar, nuestra industria viene sosteniendo que la mayoría de los proveedores de servicios de Internet están sacando provecho económico importante como resultado de la constante violación del derecho de autor y los derechos conexos que ocurre mediante el uso de sus redes y servicios. Existen mensajes publicitarios y ofertas de servicios que evidencian claramente que estas empresas ofrecen incentivos a sus clientes de banda ancha bajo el argumento que podrán “bajar toda las música que quieran y más rápido”.   Por lo tanto, la limitación de responsabilidad contenida en el artículo 19 de la propuesta, debe estar condicionada a que el proveedor de servicios no haya obtenido beneficio económico, directo ni indirecto, de la infracción de derechos alegada. Además de eso, semejante beneficio para los proveedores de servicios de Internet no puede operar cuando el propio proveedor de servicios ha dado origen a la infracción o ha modificado el contenido o ha seleccionado a los destinatarios del contenido infractor. Estos requisitos son necesarios para que no crear una situación injusta e ilegal, cuando un proveedor de servicios que obtiene ventaja económica de una infracción quede exento de responsabilidad.

3.       La neutralidad encuentra su límite en el derecho ajeno: La propuesta establece la “neutralidad de la red” porque garantiza el acceso a todo contenido disponible en la Internet sin excepción alguna. La verdad es que la neutralidad en forma absoluta puede conducir a incentivar la violación de derechos de terceros, especialmente los derechos de autor y conexos de los autores, artistas y productores fonográficos cuyas obras, interpretaciones y fonogramas son utilizadas en forma constante en la red y la ley no puede contribuir a perpetuar esa injusticia. Debe permitirse que los proveedores de servicios de Internet, mediante acuerdo u orden judicial, puedan establecer políticas preventivas cuando sea evidente la violación de algún derecho de autor o conexo y que sus titulares de derechos o las autoridades competentes hayan detectado. No es aconsejable un marco jurídico que implique una autorización para que los contenidos que violan el derecho de autor sean libremente reproducidos y comunicados al público en Brasil.

Sr. Ministro, nuestra única intención es manifestar una opinión en solidaridad con nuestros colegas autores, artistas musicales y productores del Brasil, tenemos la firme voluntad de contribuir en la medida de nuestras posibilidades a este proceso y quedamos a sus ordenes para cualquier otro asunto que estime pertinente.

Atentamente,

Javier Delupí
Director Ejecutivo

File:CAPIF.svg

Lavalle 534 – 4º (C1047AAL)
Buenos Aires – Argentina
Tel: (+5411) 4326-6464
Fax: (+5411) 4326-7830
www.capif.org.ar

Embora ressaltemos que – para o bem do próprio debate – seja imensamente preferível recebermos as contribuições diretamente no espaço próprio do blog, caso haja interesse em contribuir via email, favor enviar o documento, em formato publicável, para marcocivildainternet@mj.gov.br.

Participe. O prazo vai até domingo (30).

Be Sociable, Share!