28 de maio de 2010, às 10:05h

Nesta quinta-feira(27), a equipe do Marco Civil da Internet recebeu por e-mail a colaboração da Associação de Produtores Fonográficos do Chile (IFPI-Chile), abaixo reproduzida, com a devida autorização:

La Asociación de Productores Fonográficos de Chile
(IFPI CHILE)
opina en torno a la propuesta de “Marco Civil de la Internet”
Mayo del 2010

IFPI CHILE es una asociación civil sin fines de lucro entre cuyos fines se encuentra la protección  y defensa de los derechos de propiedad intelectual de sus afiliados, productores de grabaciones musicales y videos musicales que representan aproximadamente el noventa por ciento del mercado de producciones legítimas que se comercializan en el país.

IFPI CHILE ha tenido conocimiento de la Consulta Pública realizada por el Ministerio de Justicia de la República del Brasil para escuchar los planteamientos y opiniones de la sociedad civil, dentro y fuera del país, sobre la propuesta de creación de un “Marco Civil de Derechos de la Internet”.

IFPI CHILE considera que la consulta pública es una oportunidad excepcional que le permite expresar su opinión en torno a un tema tan importante para apoyar a nuestros colegas del Brasil y por ello agradece al gobierno del Brasil recibir las opiniones de organizaciones extranjeras como IFPI CHILE.

Como es del conocimiento general, Chile culminó recientemente un proceso de reforma parcial a la Ley de Propiedad Intelectual con el propósito, entre otros, de implementar legislativamente el Tratado de Libre Comercio suscrito con los Estados Unidos de América (TLC).

Este proceso de reforma incluyó un capítulo específico sobre el tema de la responsabilidad de los Proveedores de Servicios de Internet en relación con las violaciones a los derechos de autor y conexos cometidas por usuarios de sus redes o servicios.

El tema de la responsabilidad civil limitada de las empresas que se dedican a ofrecer servicios de acceso u otros servicios a los usuarios de Internet contiene tres elementos básicos:

1.       Su vinculación con  las normas que protegen al derecho de autor y los derechos conexos del artista, intérprete musical y productor de fonogramas: En efecto, cualquier disposición jurídica que establezca normas especiales para regular el acceso a los contenidos que son comunicados por medio de la Internet afecta inevitablemente al derecho de autor y derechos conexos.   Por ello, es aconsejable un tratamiento legislativo unificado que impida conflictos normativos y problemas en la interpretación de las leyes en perjuicio de los derechos de quienes producen los contenidos. Una ley que sólo contemple los derechos de los usuarios y de las empresas que prestan servicio de acceso, es una ley a la que falta un elemento vital cual es el derecho de quienes tienen interés legítimo en los contenidos que son utilizados por medio de las redes computacionales de la Internet.

2.       Debe haber sanción para quienes insistan en violar los derechos de autor y conexos abusando de su conexión de Internet: Estamos totalmente a favor de establecer condiciones de equidad e igualdad para la prestación del servicio de Internet. Sabemos que el acceso a Internet es una herramienta muy importante para la educación y la difusión cultural en nuestros días, propósitos que valoramos y a los que adherimos. Lamentablemente, sin embargo,  la Internet también es una fuente prácticamente inagotable de contenidos violatorios de los derechos de autor y conexos. Estudios de mercado revelan que el acceso y descarga de archivos musicales piratas de la Internet se cuentan por cientos de millones en Chile. Por estas razones, es aconsejable incorporar algún tipo de procedimiento que permita la notificación de los usuarios que abusen en forma reiterada de su conexión de Internet para poner a disposición de los demás usuarios de la red, contenidos que violen los derechos de autor y conexos. Entendemos que una cosa es el libre acceso a los contenidos disponibles en la Internet por medio de cualquier tecnología y otra muy distinta que se incentive la violación de derechos de terceros por medio de leyes que impidan la protección y defensa de dichos derechos. En otras palabras, la libertad de acceso a la red no puede ser una “patente de corso” para que quienes deseen violar esos derechos lo hagan con total impunidad.

3.       No puede pasarse por alto que el sector comercial y empresarial de los proveedores de servicios de Internet ha sido beneficiado en los últimos años del creciente intercambio de contenidos no autorizados por medio de la Internet de Banda Ancha. Algunas de estas empresas han llegado a desarrollar campañas de publicidad alrededor de la “bajada” de canciones y películas por medio de redes P2P para vender servicios de suscripción de banda ancha. No cabe duda que estas empresas tienen grandes intereses económicos que les han hecho convertirse en un sector de gran crecimiento en las economías de casi todos los países de América Latina. Este mayor beneficio económico debe ir unido a una mayor responsabilidad legal en relación con las constantes violaciones a los derechos de autor y conexos que se cometen a diario por medio del uso de sus redes y servicios. En diferentes países alrededor del mundo se está legislando para obligar a los proveedores de servicios de Internet a que establezcan políticas contractuales que permitan la suspensión o cancelación del servicio a aquellos usuarios que reiteradamente abusen de su servicio para violar derechos de terceros y, por otra parte, habilitar a autoridades gubernamentales para imponer sanciones graduales y proporcionales a los reincidentes o bien, establecer la suspensión o cancelación del servicio por la vía de un procedimiento judicial como se hizo en el caso de Chile, aunque no compartimos necesariamente esta última solución, por ser ella muy onerosa y complicada para los titulares de derechos, por lo que más bien debiera implementarse un mecanismo de notificaciones no judiciales, que fue el procedimiento expresamente establecido en el TLC que Chile suscribiera con los Estados Unidos de América.

Estos comentarios tienen su fundamento en la experiencia que acabamos de culminar acá en Chile y sólo tiene la intención de expresar nuestra solidaridad con los productores de fonogramas del Brasil y con sus organizaciones gremiales que tanto han luchado en el combate a la piratería de Internet en su país.

Le hago presente nuestro saludo cordial y agradecimiento por la oportunidad de comentar sobre la propuesta preparada por el Ministerio de Justicia.

Atentamente,

Francisco Nieto
Director General
IFPI Chile

Asociación de Productores
Fonográficos de Chile

Teléfono
: 56-2-3793890
E-mail
: fnieto@ifpichile.cl
Sitio: www.ifpichile.cl

Embora ressaltemos que – para o bem do próprio debate – seja imensamente preferível recebermos as contribuições diretamente no espaço próprio do blog, caso haja interesse em contribuir via email, favor enviar o documento, em formato publicável, para marcocivildainternet@mj.gov.br.

Participe. O prazo vai até domingo (30).

Be Sociable, Share!