El blog Red Clara, en la plataforma CulturaDigital.BR, presenta la comunidad cultural potencial que ya está conectada a través de la red latinoamericana de alta velocidad. El objetivo de esta iniciativa es ofrecer a la sociedad y a los gestores públicos del continente americano informaciones de calidad, que les permitan vislumbrar las posibilidades y el alcance de las redes de alto rendimiento más allá de las fronteras brasileñas. Es un paso hacia el encuentro de los países de América y un posible estímulo para las acciones regionales de cooperación e integración en el ámbito de la cultura.

El proyecto responde a una de las principales directrizes de la Red Nacional de Enseñaza e Investigación (RNP) que es promover el uso de las redes de alto rendimiento no sólo para iniciativas académicas y científicas. Además de usos más comunes en el campo de la astronomía, la física, la medicina, la institución quiere poner al servicio de la cultura la amplia infraestructura que está bajo su administración.

Esfuerzos en esta dirección no son nuevos. En 2005, RNP promovió la realización del espectáculo de danza Versus, conectando Brasília, Bahia y Paraíba. En cada localidad, bailarines y músicos interactuaban simultáneamente a través de transmisiones en vivo, componiendo una presentación interconectada. En 2007 otra experiencia fue más allá y conectó a la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro con Barcelona durante el ArtFutura, uno de los principales eventos mundiales de arte digital. Realizando una especie de fiesta distribuida, un DJ de Rio de Janeiro animó al público de la ciudad española al ritmo de funk.

En 2009, a través de un proyecto piloto con el Ministerio dela Cultura de Brasil, RNP dio otro paso para aproximar las redes de alto rendimiento a su potencial cultural.

A pedido del Ministerio, RNP viene desarrollando una serie de estudios sobre la cultura digital brasileña, invirtió en la creación de esta plataforma – CulturaDigital.BR – y conecta, desde 2009, instituciones artísticas como la Cinemateca y Funarte, en São Paulo.

A la troncal (backbone) brasileña, llamada Red de Ipe, serán conectadas también la Biblioteca Nacional, el Palacio Gustavo Capanema, Funarte (RJ), la Casa de Rui Barbosa, el Centro Técnico Audiovisual (CTAV), el Centro Nacional de Folclore (IPHAN), el Museo de la República (IBRAM), el Museo Nacional de Bellas Artes (IBRAM) y el Museo Nacional de Historia (IBRAM).

El próximo y principal paso es dar forma a los proyectos que surgirán de esta nueva realidad, en la que las redes de alto rendimiento son puestas al servicio de los realizadores culturales.

“En los albores de este siglo, cuáles son las experiencias estéticas y simbólicas que una red de alto rendimiento – un nuevo medio técnico- podrá aportar en el campo de la cultura? La respuesta tendremos que construirla colectivamente. Y es por eso que estamos aquí”, plantean Alvaro Malaguti y Antonio Carlos Nunes, gerentes de RNP, en un artículo que abre la publicación “Cultura Digital.br”. Y en relación a América Latina?

El blog Red Clara, en la plataforma CulturaDigital.BR, presenta la comunidad cultural potencial que ya está conectada a través de la red latinoamericana de alta velocidad. El objetivo de esta iniciativa es ofrecer a la sociedad y a los gestores públicos del continente americano informaciones de calidad, que les permitan vislumbrar las posibilidades y el alcance de las redes de alto rendimiento más allá de las fronteras brasileñas. Es un paso hacia el encuentro de los países de América y un posible estímulo para las acciones regionales de cooperación e integración en el ámbito de la cultura.

El proyecto responde a una de las principales directrizes de la Red Nacional de Enseñaza e Investigación (RNP) que es promover el uso de las redes de alto rendimiento no sólo para iniciativas académicas y científicas. Además de usos más comunes en el campo de la astronomía, la física, la medicina, la institución quiere poner al servicio de la cultura la amplia infraestructura que está bajo su administración.

Esfuerzos en esta dirección no son nuevos. En 2005, RNP promovió la realización del espectáculo de danza Versus, conectando Brasília, Bahia y Paraíba. En cada localidad, bailarines y músicos interactuaban simultáneamente a través de transmisiones en vivo, componiendo una presentación interconectada. En 2007 otra experiencia fue más allá y conectó a la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro con Barcelona durante el ArtFutura, uno de los principales eventos mundiales de arte digital. Realizando una especie de fiesta distribuida, un DJ de Rio de Janeiro animó al público de la ciudad española al ritmo de funk.

En 2009, a través de un proyecto piloto con el Ministerio dela Cultura de Brasil, RNP dio otro paso para aproximar las redes de alto rendimiento a su potencial cultural.

A pedido del Ministerio, RNP viene desarrollando una serie de estudios sobre la cultura digital brasileña, invirtió en la creación de esta plataforma – CulturaDigital.BR – y conecta, desde 2009, instituciones artísticas como la Cinemateca y Funarte, en São Paulo.

A la troncal (backbone) brasileña, llamada Red de Ipe, serán conectadas también la Biblioteca Nacional, el Palacio Gustavo Capanema, Funarte (RJ), la Casa de Rui Barbosa, el Centro Técnico Audiovisual (CTAV), el Centro Nacional de Folclore (IPHAN), el Museo de la República (IBRAM), el Museo Nacional de Bellas Artes (IBRAM) y el Museo Nacional de Historia (IBRAM).

El próximo y principal paso es dar forma a los proyectos que surgirán de esta nueva realidad, en la que las redes de alto rendimiento son puestas al servicio de los realizadores culturales.

“En los albores de este siglo, cuáles son las experiencias estéticas y simbólicas que una red de alto rendimiento – un nuevo medio técnico- podrá aportar en el campo de la cultura? La respuesta tendremos que construirla colectivamente. Y es por eso que estamos aquí”, plantean Alvaro Malaguti y Antonio Carlos Nunes, gerentes de RNP, en un artículo que abre la publicación “Cultura Digital.br”. Y en relación a América Latina?